Tercerizar o no la Logística (3PL), tu decides

La pregunta que me hacen cuando le digo que trabajo en un Operador Logístico y me la hice yo al iniciar en este mundo es ¿Cuándo una empresa decide tercerizar (externalizar) la operación logística de su negocio? En otras palabras sería, ¿cuándo decido contratar a un tercero (3PL) para que manejo mi operación logística?
 
En el post anterior “E-commerce y la Logística” mostré las ventajas y desventajas de la tercerización pueden verlo aquí. Sin embargo y aunque las ventajas sean mayores que las desventajas, ¿qué es lo que prima al momento de tomar la decisión? La respuesta puede resultar simple: Terceriza cuando no sea el core de tu negocio.

Tercerizar para ocuparme del core

Veamos esto. Las empresas estiman gastar en promedio -y es discutible- entre el 6% y el 8% del precio de venta en la operación logística. Es decir, si decido hacerme cargo de la operación logística de mi empresa, entonces, yo como empresa importadora, debo hacer lo siguiente: alquilar un local o comprar uno para almacenar mis productos, comprar vehículos o alquilarlos para transportar, distribuir y recoger (logística inversa) mi producto, invertir en combustible, accesorios, repuestos y costos de mantenimiento.
Además de todo lo anterior debo contratar a personas que administren y operen el almacén, los vehículos, etc. Sin desestimar que las “cabezas” (gerencias y jefaturas) deben ser expertos en esta materia.
Como un punto adicional es conocer bien el stock mínimo debo tener para satisfacer al cliente. A más tiempo de almacenamiento, menos ubicaciones disponibles por lo que se necesita un almacén más grande.
El monto de todas estas actividades debería oscilar entre el 3% y el 4% del precio de venta para que me resulte rentable no tercerizar.
 
Por el otro lado, si decido tercerizar si bien debo tener expertos en el proceso logístico (Supply Chain Manager) que conversen con los expertos del Operador Logístico, mi preocupación es la de vender, obteniendo un inventario con alta rotación: más ingresos, menos almacenamiento o los necesarios, más despachos, menos devoluciones. Esto me genera RENTABILIDAD.
No en todos los casos es necesario tercerizar (en empresas pequeñas tal vez no sea necesario), sin embargo, la clave está en hacer un buen contrato con el Operador Logístico, que cumpla los tiempos indicados (SLA’s), con penalizaciones y bonificaciones, además de otorgarte capacidad de crecimiento cuando lo necesites, es decir que crezca contigo.
¿Te gustó? Compártelo en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.